A VECES, EL SILENCIO ES PEOR QUE LA MENTIRA. Pedro Nevado-Batalla Moreno.

Imagen PedroAcabo de firmar el manifiesto al que algunos profesores de Derecho Administrativo nos hemos adherido, rechazando y denunciando la felonía de querer retirar el nombre de D. José Luis Villar Palasí de los colegios valencianos que llevan su nombre, su región de origen.PEDRO1

Don José Luis Villar Palasí, además de haber sido un buen Ministro de Educación, representa, como Catedrático de Derecho Administrativo, una de las figuras más brillantes de la doctrina ius publicista española cuyas aportaciones teóricas, hoy, disfrutamos todos los ciudadanos en nuestro haz de derechos y garantías frente a la Administración. Tanto esfuerzo, tanto servicio al Estado que por su año de nacimiento le tocó vivir, para que ahora su nombre y memoria haya sido juzgada y sentenciada por esos iluminados jemeres que hoy ocupan espacios sociales e institucionales emulando a los abusones de barrio o de patio, a los que les sobra frustración y les falta la dignidad necesaria para reconocer su mediocridad y la verdad de las cosas.

No acabo de sumar mi nombre a la defensa de la memoria del profesor Villar Palasí, cuando recibo en la distancia que la Diputación de Badajoz, como otras muchas instituciones, solicita la retirada de los nombres de emblemáticas calles de Badajoz. Y todo porque sus titulares, al igual que D. José Luis, tuvieron la mala idea de nacer cuando nacieron, vivir cuando les tocó y dedicar algún momento de su vida al servicio público.

Y ahí está la bravata, elegir entre el dinero público al que se tiene derecho o renunciar a la verdadera memoria.

Señala Orwell, en su obra 1984, que quien controla el pasado controla el futuro y quien controla el presente controla el pasado. La idea es esa, controlar, sujetar, aquietar. No dudo que pueda existir un anacrónico revanchismo y volver a hacernos recorrer un camino por el que ya habíamos pasado, en una especie de purga de perfiles soviéticos barnizada con una fina capa de legalidad. Pero lo que desde luego hay es un intento de controlar el futuro, de eliminar referentes, de hacer mutar conciencias y recuerdos para orientar lo que ha de venir en un única y zurda dirección ideológica.

Y, mientras tanto, muchos callan y se quedan quietos. Desde su complejo político-democrático se abruman ante la impostada superioridad intelectual de los jemeres de pesebre y oportunismo que avalan y justifican estos atropellos a la verdad de la historia y sus protagonistas. Se achantan también ante la autoalimentada superioridad pseudomoral de una izquierda crecida que ya no tiene ni ganas de ocultar sus vergüenzas y contradicciones en un escenario donde se tolera a los intolerantes, marcando los hitos de nuestra propia destrucción tal y como apuntaba Popper.

Tal vez debería ir pensando en cambiar de apellido ya que mi abuelo, además de labrar, sembrar y cosechar toda su vida, fue también concejal en mi pueblo. Es posible que cualquier día no me quieran pagar mi nómina de empleado público si no reniego de mis ascendientes. Tal vez los jemeres extremeños pasen Baños de Montemayor o directamente haya un Pol Pot español que alcance la Moncloa y utilicen también el dinero público finalista como soviético instrumento de dominación política.

Y son lo que son ya que, como decía, no son pocos los que se quedan calentitos y bien quietos en la camilla con la que han sustituido su mesa de despacho. Como tampoco son escasos los que asienten indolentes, vergonzosamente sumidos en el temor ovino a moverse más allá del redil en el que los propios jemeres les han estabulado.

A todos ellos me dirijo con las palabras de quien fuera uno de mis rectores: a veces el silencio es la peor mentira.

Al los otros, a los arbitrarios abusones del patio, a sus colegas del barrio, a los de la Kampuchea Democrática del Suroeste Español, nada puedo decirles, no lo entenderían.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s